Los caballeros que dicen "Mi!"

Análisis del posible desglose de la palabra Qorinómi etimológicamente y estudio del sentido de cada una de sus partes

Todo empezó cuando el Dr. Calacolindo, arrastrando la discusión hacia su campo de actuación, Los Cuentos Perdidos, lanzó la simple pregunta….

¿Cómo se podría decir Qorinómi en Quenya "moderno"?

A la cual, el siempre atento Eleder contestó:

Si la palabra Qorinómi fuera Quenya, habría que buscarla como Quorinómi. Pero esto nos da un problema: no existe la secuencia quo en Quenya "moderno" (tdT, o sea, en "tiempo de Tolkien"). Sólo aparece, al menos en mi Quettaparma, en dos palabras de los Perdidos: quorin, "ahogado, sofocado", y quoro-, "ahogar, sofocar".

Esto, en todo caso, ya nos da una pista. El "Cuento de Qorinómi" es el que trata de Urwendi y Fionwë. En él se cuenta cómo Urwendi, la Arien posterior, "erró por oscuras grutas e infinitos pasajes del reino de Ulmo, hasta que Fionwe la encontró y la llevó de regreso a Valinor".

En ese mismo libro se cita también: "En la primera lista de palabras en Qenya, Qorinómi se define como "el nombre del Sol", literalmente, "ahogado en el Mar", palabra derivada de una raíz que significa "atragantarse, sofocarse, ahogarse", con esta explicación: 'El Sol, después de huir de la Luna, se zambulló en el mar y erró en las cavernas de los Oaritsi'."

Por lo tanto sabemos que Qorinómi significa "Ahogado en el Mar"; la primera parte es obvia, quorin, "ahogado, sofocado". Pero ¿y ese "Mar", que debería ser algo así como **ómi?

Pues no lo sé. Kémi es "tierra", desde luego, de la raíz KEME. ¿Podría existir *ómi por analogía, de la raíz que da Ô, "mar"?

Aunque también planteó otra posibilidad citando algunos mensajes de la Lista Elfling:

Sin embargo, David Salo postuló, que -KWO- era inconsistente con la fonética del Quenya moderno-TdT (mensaje 3826 de Elfling). Según él dice, no hay ninguna raíz en -KWO- en Quenya moderno, y de hecho el Quenya elimina todas las secuencias -WO-, normalmente borrando la wau. De manera que una hipotética raíz KWO- se convertiría en KO- en Quenya.

Visto esto, tendríamos que postular, para el Quenya moderno, en todo caso, Corinomi. El problema es que KOR- es la raíz de "redondo", y se pegarían, por ejemplo, *Corin"ahogado", con Corin"círculo". Por eso Lukas Novak, en mensaje 3881 de Elfling, opina que estará desechado.

Pero Helge no se dio por vencido, porque es la única palabra que tenemos para ese significado, así que postuló un posible *KOGOR-, con caída de velar pasando por aspirante 3 y cierre por disimilación de la primera O, que diera un quo propiamente Quenya.

David, sin embargo, no estaba de acuerdo; opinaba que *KOGOR- habría dado *cuor-, no **quor-, porque, al igual que la jod "y" no aparece ante vocales palatales, la wau "w" nunca aparece ante vocales velares; y esto parece ser una constante fonológica en el Quenya.

Helge reconoce que es lo que pasa en KHO-GORE > huore, en vez de **hwore. ¿Puede aceptarse, entonces, cuorinomi, con una sílaba más?

Sin embargo, esta segunda explicación sobre la "actualización" no interesó a los colisteros y prefirieron buscar, como Eleder mismo, el significado etimológico de Qorinómi en sus tiempos de creación. Así, Gwaimbar contestó a la pregunta que Eleder había dejado colgando "Kémi es "tierra", desde luego, de la raíz KEME. ¿Podría existir *omi por analogía, de la raíz que da Ô, "mar"?" de la siguiente manera:

En el Qenya Lexicon, Ô, "mar" (marcado como poético) se encuentra bajo la raíz 'O'O, sin definir. Pero bajo esta raíz no aparece, ni en otra parte del Lexicon, una palabra semejante a ómi para "mar".

Pero como esto tampoco descartaba completamente la hipótesis de Eleder, que nunca había afirmado que la palabra apareciera publicada, transportando la discusión al terreno del Qenya (que no Quenya), propuso su propia teoría, la que da nombre a Los Caballeros que dicen Mi!:

Sin embargo, he encontrado una explicación diferente. En al menos dos veces más en el Lexicon, nombres relacionados con espíritus, es decir, Maiar o Valar del más variado pelaje, aparece también ese sufijo -mi: Nermi"un espíritu del campo" y Súlimi"Vali del Viento (Manwe y Varda)". Quizás esté relacionado con la naturaleza de tales individuos. De ser así, podríamos analizar Qorinómi como qorin + ô + -mi que sería literalmente "espíritu hundido en el mar".

Entonces Eleder respondió a la hipótesis de Gwaimbar, dando otro sentido a los ejemplos que citaba:

Quizás, pero uno de los ejemplos que das es problemático, igualmente: Súlimi me parece más bien el plural de súlimo, al igual que, en ese contexto, vali es el plural de vala. No creo que podamos hablar ahí de un morfema mi, sino del plural del sufijo -mo o -ma.

Ante esto, Gwaimbar, convencido de su teoría, se arremangó y sacó de debajo de las piedras argumentos de más peso que, al final, fueron concluyentes:

No estoy de acuerdo. Es cierto que -i se emplea como terminación de plural en Qenya, pero también se usa como marca de género femenino (al igual que -e), en contraposición a -o y -u que denotan nombres de género masculino. He aquí unos cuantos ejemplos representativos del Lexicon:

Por otra parte parece claro que la terminación -mo/mu está relacionada generalmente, aunque no de forma exclusiva, con seres de naturaleza "espiritual", pero asociados al género masculino: Silmo (el nombre de la Luna, marcado específicamente como masc. en Eldarissa), Ulmo, Vaimo y Vailimo (ambos = Ulmo, y derivados de Vâi "los mares exteriores") Manimo (el Espíritu Santo) e incluso Yeloimu (Melko). El morfema -ma en cambio se observa empleado en adjetivos, sin distición alguna de género. Los ejemplos son numerosos. En cuanto a -mi, los ejemplos presentes son los que ya proporcioné. Sin embargo también he de decir que el de Sûlimi, aparte de ser algo confuso, fue mal transcrito por mi parte. La entrada en el Qenyaqetsa, bajo la raíz SUHYU:SUHU:SUFU es así:

Sûlimi, -o Vali of Wind = Manwe & Varda.

Aunque en la misma raíz, más abajo, se dice que "Varda and Manwe were know by plural i·Sûlimi", otra entrada diferente es reveladora respecto a la forma Sûlimi:

Es decir, Sûlimi = Varda. Por lo que yo interpreto la entrada "problemática" como: Sûlimi [f.], [Sûlim]o [m.] "[ambos, los] Vali del Viento"; es decir, Manwe y Varda [o más correctamente Varda y Manwe].

Es digno de mención que, aunque Vali yo aquí también lo interpreto como plural, y que como tal plural se identifica en su propia entrada en el Lexicon (Valar or Vali plural "The happy folk", s.v. VALA), en ciertas glosas de otras entradas se emplea como la forma femenina singular de Vala. Por ejemplo, en la entrada Erinti:

En definitiva. Considerando todo lo dicho, y además teniendo en cuenta que el Sol tenía género femenino en Eldarissa, sigo manteniendo que el morfema final -mi de Qorinómi denota un "espíritu/ainu", en femenino y singular, a semejanza de Sûlimi y Nermi.

En definitiva, Gwaimbar nos propuso su teoría, que nadie pudo refutar, creando en sus seguidores la orden de Los Caballeros que dicen Mi!

Volver