¿Cuántos idiomas hizo J.R.R. Tolkien?

La pregunta de exactamente cuántos idiomas construyó Tolkien es mucho más difícil de responder que lo que puede darse cuenta la ingenua persona que la realiza. Todo depende de las definiciones. Según la definición más estricta, Tolkien no hizo ni un solo lenguaje. Según la definición más liberal, hizo un número virtualmente infinito de lenguajes.

Empecemos con la asunción de que, si tú concibes unas palabras y una gramática, el resultado PUEDE ser definido como un idioma; no es una mera muestra de un extraño "arte literario" que simplemente ocurre que imita la estructura de los idiomas "reales". Por supuesto, si insistes en que un sistema de palabras y gramática no es un idioma real hasta que surge y evoluciona más o menos espontáneamente en una comunidad de personas que lo hablan por generaciones entonces Tolkien no hizo ni un solo idioma. Después de todo, las construcciones lingŁísticas de Tolkien no han sido nunca la lengua materna de nadie.

La respuesta a la pregunta de "cuántos idiomas" será iguamente "cero", si te refieres a idiomas que están tan "completos" que puedes traducir enseguida cualquier texto a ellos. Tolkien no desarrolló una terminología en élfico que pudiera ser usada para discutir de cirugía cerebral o de física cuántica. De hecho, el vocabulario publicado de incluso los idiomas élficos más desarrollados es muy básico, y muchas veces incluso menos que básico. El material que aún no está publicado seguramente llenará algunos de los vacíos si se hace asequible, pero no debemos pensar que ningún idioma de Tolkien haya sido ni remotamente "completo" en cuestiones de vocabulario (por otro lado, Tolkien nos dejó tanto material que, con algo de ingenuidad, uno podría desarrollar un vocabulario mucho más completo partiendo de las raíces de Tolkien y aplicando sus métodos de derivación. A alguno le gustaría hacer esto, y de hecho ya hay proyectos preliminares en ese sentido. Otros son marcadamente poco entusiastas sobre este tipo de "fabricación", y piensan que la lingŁística Tolkieniana debería focalizarse únicamente en el propio material de Tolkien; los que mantienen este punto de vista no están particularmente interesados en "utilizar" los idiomas en absoluto).

Cuando tratamos de contar los idiomas de Tolkien, un factor que lo complica es el hecho de que él los revisaba muy frecuentemente. Por ejemplo, en las Etimologías (una fuente de material muy importante anterior al SA), hay ejemplos que indican que a finales de los años treinta, Tolkien usó -n como la terminación de genitivo del quenya. Sin embargo, mientras escribía SA, lo revisó, decidiendo que la terminación de genitivo del quenta sería por el contrario -o. ¿Esto implica que el quenya de las Etimologías no es realmente el mismo idioma que el quenya ejemplificado en SA? ¿Deben ser contados como dos idiomas diferentes? Si nace un nuevo idioma cada vez que Tolkien hizo alguna revisión mayor o menor, entonces es el autor de cientos o incluso miles de idiomas.

Las infinitas revisiones de Tolkien también complican la pregunta de "cuántos idiomas" de otro lado. Las formas más tempranas de sus idiomas élficos fueron ciertamente revisados más allá de su existencia según pasaron las décadas. Por ejemplo, el predecesor conceptual más temprano del idioma élfico de sonoridad céltica el sindarin, fue llamado gnómico: un idioma muy desarrollado con miles de palabras, colocadas en un diccionario escrito sobre 1915. Sin embargo, hubo tantas revisiones que separaron el gnómico y el sindarin, que un hablante del segundo nunca habría entendido lo que dijera un hablante del primero. Los dos idiomas tienen relativamente muy poco vocabulario en común, y propiedades gramaticales muy importantes (como la formación del plural son también bastante diferentes. Por eso, "el gnómico es el sindarin" (como escribió Christopher Tolkien) en el sentido especial de que el gnómico es el idioma que finalmente evolucionó al sindarin de SA en las notas de Tolkien. De esta manera, ¿contamos gnómico y sindarin como un idioma, o como dos? Hay al menos tres ángulos posibles aquí, cada uno de ellos perfectamente válido y defendible:

1) Sólo consideramos los idiomas que forman parte de la forma más o menos "final" de la mitología de Tolkien, los idiomas conocidos por el pueblo de la Tierra Media; en este caso contaríamos el sindarin como un idioma e ignoraríamos el gnómico totalmente. Esta última lengua, como un cuerpo real de palabras y gramática, nunca fue hablada en el universo de Frodo Bolsón.

2) Estamos interesados en los idiomas que Tolkien hizo realmente, sin preocuparnos por su contexto en la ficción (y sin preocuparnos de que Tolkien "rechazara" algo o no; sus revisiones sólo significan que tenemos más ideas para estudiar). Tomándolo así, el gnómico y el sindarin son tan diferentes que pueden contar claramente como dos idiomas totalmente distintos.

3) Sólo estamos interesados en los idiomas que Tolkien hizo realmente, y además no consideramos el contexto en la ficción, pero nuestro estudio incluye la historia real del desarrollo de los idiomas individuales, en cuyo caso el material del gnómico está lógicamente incluído en nuestro estudio del sindarin: no nos quedamos contentos con aprender sobre el sindarin de la época de SA, sino que también queremos conocer la historia real de este idioma: cómo Tolkien lo desarrolló a través de las décadas. Lógicamente, así consideraremos el gnómico, el sindarin y todos los estados intermedios (como el "noldorin" de las Etimologías) un único idioma.

Además de la evolución real, "externa", de estos idiomas en las notas de Tolkien, hay que considerar también la historia de ficción, "interna". Un muy importante aspecto de la construcción lingŁística de Tolkien fue el trazado del desarrollo de los idiomas a através de largos periodos de tiempo; la gran visión de una familia lingŁística que evolucionaba fue probablemente más importante para él que el definir con gran detalle las formas "clásicas" de estas lenguas. En las notas de Tolkien, tenemos el "quendiano primitivo" como la supuesta lengua ultraprimitiva que subyace en todos los idiomas élficos posteriores. Avanzando por esa línea temporal imaginaria tenemos entidades sombrías como el "eldarin común", "quenya no registrado", "sindarin prehistórico", etc. Cuando explicaba el origen de algunas palabras de quenya o sindarin, Tolkien a menudo citaba formas que pertenecían a estos supuestos idiomas primitivos. Por ejemplo, trazó el quenya alda y el sindarin galadh, que significaban "árbol", hacia una forma original común *galadâ (¡el asterisco antes de la última forma indica que está "reconstruída" y "no atestiguada"!). Cuando intentemos contar cuántos idiomas hizo Tolkien, ¿incluímos las lenguas primitivas, "reconstruídas", que se supone que yacen bajo estos idiomas? Tolkien citó tantas palabras "primitivas" que el élfico prehistórico tiene más substancia real que algunos de los idiomas del periodo "histórico" (por ejemplo, el muy pobremente atestiguado nandorin, o lengua "silvana").

Y por supuesto, está el problema extra de que el élfico primitivo no fue más inmune a las revisiones de Tolkien que lo que fueron las formas "históricas" de los idiomas élficos. Los "Lexicones" tempranos de Tolkien (1915-17) presuponen una visión del élfico primitivo que en algunos aspectos difiere de sus ideas posteriores. ¿Estamos tratando aquí con uno o con muchos idiomas primitivos? ¿Cómo los contamos?

Además hay unos pocos idiomas que no tienen conexión directa con la mitología de la Tierra Media, que son incluso más antiguos que las primeras formas de la narrativa de Tolkien. En su juventud, Tolkien y sus amigos jugaron con idiomas absurdos como el "animálico" y el "nevbosh"; después Tolkien hizo un idioma privado llamado "Naffarin", y también trató de extrapolar nuevas palabras góticas para suplementar el corpus conocido de este idioma germánico pobremente atestiguado. ¿Debemos incluír el nevbosh, el naffarin o el neo-gótico cuando tratamos de contar los idiomas que Tolkien construó?

Si limitamos el alcance a los idiomas que pertenecen a la mitología de Arda, y no consideramos ni los "predecesores conceptuales" ni las supuestas formas primitivas "reconstruídas", una respuesta útil a la pregunta "¿cuántos idiomas hizo Tolkien?" podría ser algo así como esto:

Dos de sus idiomas -quenya y sindarin, incorporando el último el material "noldorin"- están relativamente bien desarrollados, con miles de palabras y gramáticas completas (aunque sólo una fracción de los escritos sobre gramática ha sido publicada). Estos dos son los únicos idiomas de Tolkien que han llegado a ser "utilizables" -en el sentido de que puedas escribir fácilmente largos textos con ellos, si evitas o rodeas deliberadamente los vacíos en nuestro conocimiento. Tolkien mismo nos dejó un número relativamente sustancial de textos en quenya y sindarin, mayormente en verso (el corpus de texto del sindarin es sin embargo mucho menor que el corpus de texto del quenya).

Tres o cuatro otros idiomas élficos, telerin, doriathin/ilkorin, y nandorin, son conocidos mayormente en forma de entradas de vocabulario, desde casi 30 hasta unos pocos centenares (sólo para el telerin tenemos unas pocas frases cortas de texto real). Si tratamos como la forma "clásica" de la mitología de Tolkien, algunos excluirían el doriathrin/ilkorin de la cuenta: éstos fueron originalmente concebidos como los idiomas de la Tierra Media occidental en la Primera Edad, pero luego Tolkien parece que presupuso que en esa área se hablaba sindarin, y que el lenguaje de Doriath simplemente era una forma arcaica de sindarin, más que una lengua independiente. El idioma humano Adûnaic (Númenoreano) se manifestó primeramente en un "informe" nunca completado de su estructura y desarrollo; sólo existen un puñado de frases de muestra y un vocabulario de menos de 200 palabras. El vocabulario conocido para el Khuzdul, el idioma de los enanos, es igualmente pequeño, pero Tolkien mencionó que había esbozado la estructura de este idioma con algo de detalle (por sus propias razones, el grupo que ahora mismo edita el material lingŁístico de Tolkien para su publicación no discutirá si estas notas han sobrevivido). Se han preservado algunas notas muy en borrador que presentan algunos rudimentos del oestron, la supuesta "lengua común" real de la Tierra Media (representada en los libros por el inglés) en la Colección Tolkien en Marquette; un intento de dar sentido a este matrial apareció en Tyalië Tyelelliéva 17. Se conocen menos de 200 palabras en oestron, por lo que el idioma no es utilizable de ningún modo. También se ha informado la existencia de na gramática del idioma humano llamado taliska, aunque nunca haya sido publicada (unas pocas palabras humanas antiguas se mencionan en GJ:282, 319, 361; aún no sabemos si este material es compatible con los propios escritos de Tolkien sobre el taliska). Incluyendo quenya y sindarin, esto haría alrededor de diez idiomas que tienen al menos un mínimo de substancia y estructura.

Luego hay idiomas que son totalmente fragmentarios: la lengua negra, el idioma de Mordor, sólo se manifiesta en la inscripción del Anillo, en una única maldición orca (de la cual Tolkien ofreció varias traducciones contradictorias) y un muy pequeño número de formas de vocabulario aisladas. El valarin, el idioma de los "Poderes" o dioses, es igualmente una lengua de la que sólo tenemos un vislumbre: Tolkien mencionó unas 30 palabras aisladas, pero no hay ninguna frase real que una varias palabras.

Finalmente tenemos los idiomas que son virtualmente o enteramente ficticios; ni siquiera una definición muy liberal podría permitir sostener que Tolkien "construyó" estos idiomas. El idioma de los Rohirrim se "representó" por inglés antiguo en la narrativa de Tolkien (al igual que el inglés moderno representó al oestron); algunas pocas palabras de rohírrico "real" fueron citadas en varias fuentes, pero el vocabulario publicado no llega ni a diez palabras. El vocabulario conocido del dunlendino consiste de una simple palabra, forgoil ("cabezas de paja"); no sabemos ni siquiera cómo separar forgoil en sus elementos "paja" y "cabeza(s)". Se dice que los orcos usaban muchas lenguas bárbaras entre ellos, pero excepto por unos pocos nombres orcos que nos refieren al estilo general de estas lenguas, no sabemos virtualmente nada sobre ellos (se nos dice que algunas formas de vocabulario que originalmente eran de la lengua negra se expandieron, como por ejemplo ghâsh, "fuego"). Se dice que los elfos avarin de las partes orientales de la Tierra Media hablaban idiomas muy distintos, pero por lo que sabemos, todas las palabras que Tolkien registró de estos idiomas son seis cognados avarin de la palabra quenya Quendi, "elfos" (en seis idiomas avarin diferentes, por supuesto; ¡cada una de estas lenguas innominadas tiene, así, un vocabulario atestiguado de exactamente una palabra!). También se dice que los "Woses" u Hombres Salvajes se llamaban a sí mismos Drûg, y a los orcos gorgûn; esto es todo lo que sabemos sobre su lengua. Aún más pobremente atestiguado está el idioma del Harad: Gandalf en una ocasión dijo que su nombre "en el sur" era Incánus; según una fuente, ésta es una palabra del idioma de los Haradrim, que significa "espía del Norte". Y no debemos olvidar el éntico: Tolkien proveyó de algunas observaciones generales sobre su prolija estructura, pero sólo tenemos una única frase en élfico, de la que no poseemos traducción (y su traducción en todo caso sería muy inapropiada; se nos dice que el éntico difícilmente podía ser reducido a la escritura en ninún caso).

Así, en resumen: si consideramos las versiones "históricas" de los idiomas que son relevantes para la forma clásica de la mitología de Arda, Tolkien desarrolló 2 idiomas que son vagamente utilizables (en el sentido de que puedes componer largos textos evitando deliberadamente los vacíos de nuestro conocimiento), nombró más o menos otros 8-10 idiomas que tienen un mínimo de substancia real pero no son utilizables de ningún modo, proveyó meros fragmentos de al menos otros 4 idiomas, y aludió a otros numerosos idiomas que o bien son totalmente ficticios, o tienen un vocabulario conocido de sólo una o unas pocas palabras reales

La respuesta corta a la pregunta "cuántos lenguajes" debe ser algo así como: "Aparte de los idiomas extremadamente fragmentarios o enteramente ficticios, proveyó cantidades variadas de información sobre diez o doce idiomas, pero sólo dos de ellos están bien desarrollados con vocabularios realmente substanciales".

Ardalambion Index